Tomar la decisión de ser padres

Cuando una pareja decide que quiere tener hijos suele ser un momento especial que produce felicidad pero también nervios y estrés. Inevitablemente cada mes cuando aparece la menstruación se tiene “una pequeña decepción” al comprobar que se ha fracasado en el intento y que hay que empezar de nuevo. En este punto todavía no se piensa mucho en la infertilidad pero a cada intento fallido, esa idea de infertilidad ronda más y más por la cabeza.

A su alrededor parece que los demás consiguen el embarazo cómo si tal cosa. Aparentemente sin esfuerzo y esto aumenta la sensación de estrés. Por si fuera poco, todo y todos se empeñan en recordarles el hecho de que aún no son padres. Esto desafortunadamente no hace más que incrementar la presión y la obsesión por conseguir el objetivo. Ambas, condiciones poco propicias para llegar al embarazo deseado.

Por mucho que les digan que lo mejor es no pensar en ello y relajarse, hacerlo resulta misión imposible. Sobre todo cuando la búsqueda se alarga en el tiempo. Cuando por fin llega la gran noticia en forma de positivo, empiezan otro tipo de sentimientos. Una mezcla de felicidad absoluta junto con dudas y preocupaciones. Si no llega, es cuando hay que plantearse si efectivamente se tiene un problema de infertilidad.

La infertilidad

Este blog nace con el espíritu de ayudar a aquellas personas que descubren que su fertilidad “necesita un empujoncito” y recurren a tratamientos de fertilidad para cumplir su deseo de ser padres. Esta situación ocasiona muchas dudas y estrés antes y durante el proceso.

Es maravilloso que hoy en día la ciencia ayude a miles de parejas a tener hijos. Gracias a ello muchas mujeres pueden posponer algún tiempo la decisión de quedarse embarazadas y afianzar sus carreras profesionales. Cada día se realizan avances que permiten obtener más éxitos en este campo. Precisamente todos estos avances científicos hacen que las personas que emprenden un tratamiento de fertilidad se sientan un poco perdidas. Una marea de procedimientos y técnicas que les toca vivir en sus propias carnes. La gran mayoría de las que nunca habían oído hablar. Esta situación puede abrumar a muchos.

El estrés de la infertilidad

Una pequeña ayuda para un gran paso

Eso es lo que pretendemos en este blog: ser una pequeña ayuda para ese gran paso que significa realizar un tratamiento de fertilidad. Intentaremos crear un espacio al que acudir para informarse teniendo la posibilidad de contrastar con experiencias de otras personas e incluso preguntar a través de nuestro foro. Blog Fertilidad quiere ser un soporte en el proceso y que esas personas que necesitan de ayuda para ser padres tengan un lugar donde acudir cuando lo necesiten.